¿Por qué la Moda siempre vuelve?

¿Por qué la Moda siempre vuelve?

Las tendencias de moda tienen la particularidad de resurgir cíclicamente cada 20 o 30 años. Pero ¿a qué se debe este fenómeno? Veamos algunas teorías que intentan explicar este retorno nostálgico.

Es importante aclarar que las tendencias no vuelven de la misma forma, sino que se resignifican y adaptan al contexto actual. Es decir, son una reinterpretación moderna de un patrón estético del pasado que responde a los gustos colectivos de la época.

Uno de los motivos por los que resurgen es que a menudo nos gusta vestirnos como nuestras mamás o papás cuando tenían nuestra edad. Buscamos revivir epatas pasadas a través de la moda por una cuestión generacional y emocional. Recuperamos prendas icónicas que nos remiten a nuestra infancia o adolescencia para volver a experimentar esa sensación de pertenencia.

Otra teoría señala que cuando rondamos los 30 años solemos tener mayor poder adquisitivo para comprarnos esas prendas vintage que siempre quisimos tener y que de pequeños nuestros padres no podían o no querían adquirir. Hay como una necesidad de consumar anhelos postergados.

image 27
@__camila__

Este retorno nostálgico no se da solo en la indumentaria, sino también en la música, las películas, los juguetes y otros ámbitos culturales. Por ejemplo, este año vimos un fervor colectivo con el relanzamiento de la película “Chicas Pesadas” veinte años después.

Leer también…

La nostalgia es en parte la culpable. Nos transporta emotivamente a épocas pasadas idealizadas de nuestra historia individual y colectiva. Hay estudios que demuestran que evocar recuerdos reconfortantes activa los circuitos cerebrales del placer, por eso sentimos esa conexión cuando revive algo que nos hace feliz.

Pero la nostalgia no lo explica todo. Las tendencias también resurgen cuando hay similitudes entre el contexto sociocultural actual y el de su debut años atrás. Es decir, vuelven cuando la sociedad retoma ciertas problemáticas que encuentran su manifestación en la moda. Un ejemplo fue el regreso de los pantalones acampanados en los 2000 de la mano de la cultura Y2K, tras la crisis económica posterior al 2001. Este estilo había surgido también en respuesta a una recesión veinte años atrás, en los 70.

En definitiva, la moda se nutre cíclicamente de épocas pasadas. Y no se trata solo de una repetición nostálgica, sino que estas tendencias retornan resignificadas, como un espejo de nuestra actualidad. Ya sea por razones generacionales, económicas o socioculturales, siempre hay elementos de conexión entre el presente y el paso que explican este continuo de idas y vueltas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Name