Colores en tendencia para 2024

Colores en tendencia para 2024

El año 2024 llega cargado de novedades en el mundo del color. Después de temporadas dominadas por tonalidades vibrante como el rosa fucsia o el verde botella, se perfilan nuevos matices más sutiles y delicados. Analicemos qué colores marcarán tendencia el próximo año.

Tea Rooibos, el nuevo terracota

Farai

Uno de los protagonistas será el Tea Rooibos, un tono terracota con reminiscencias anaranjadas que ya fue adoptado por firmas de la talla de Gucci. Más cálido que el clásico camel, este color que evoca atardeceres otoñales se perfila como un nuevo neutral capaz de integrarse tanto en moda y accessorios, como en décor e interiores.

Leer también…


Naranjada, la apuesta cítrica

Farai 7

Otra gama de naranjas también acaparará reflectores. Nos referimos al color Naranjada, de la familia de los cítricos pero en su versión más suave y delicada. Más claro que el salmón, con este tono vibrante sin resultar chillón despediremos el 2023 y le daremos la bienvenida a las tendencias del próximo año.

Verbos, el reemplazo del verde esmeralda

Farai 5

Luego de unos años en los que el verde esmeralda y verde botella predominaron, llega un relevo: el Verbos. Se trata de una variante mucho más sutil y delicada, casi un pastel de textura polvorienta. Aunque impone presencia, este verde agua nos traslada a una paleta menos intensa y más etérea. Se perfila como un must en indumentaria deportiva y athleisure.

Flor del desierto, el pink desértico

Farai 4

El famoso rosa millennennial tiene fecha de vencimiento. Para 2024 los expertos vaticinan que será desplazado por el color Flor del Desierto, una variante arenosa y polvorienta que tiñe la próxima primavera de romance desértico. Diseñadores como Christian Siriano y Jonathan Cohen ya apostaron por este tono en sus propuestas, perfecto para recrear looks monocromáticos.

Chambray, el regreso del denim

Farai 6

Y para cerrar las tendencias cromáticas, llega un clásico renacido de las cenizas. Hablamos del azul Chambray, ese azul de tonalidad media con reminiscencias gastadas que evoca al eterno denim. Luego de algunas temporadas en las que el protagonismo fue de los baby blue, en 2024 el azul trabajo vuelve para imponer su carácter infalible. Lo veremos tanto en jeans como en conjuntos formales y atuendos monocromáticos.

En definitiva, se percibe un interesante giro hacia colores más artesanales y delicados. Texturas polvorientas y muarés en tonos tierras, rosas arenosos y azules vintage. Una paleta delicada que augura un 2024 pleno de sutilezas cromáticas. Atentos a estas tonalidades que vienen a reinar.

Comentarios (6)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Name