Cómo Vestir Bien Con Poco Dinero

Cómo Vestir Bien

¿Quieres verte realmente cool sin tener que gastar una fortuna? Si quieres verte cool sin tener que gastar una fortuna, la ropa aesthetic es tu mejor opción y te diré por qué. La ropa aesthetic suele ser barata y tiene mucha relación con la moda sostenible porque para vestir aesthetic basta con ir a la feria y comprar de 2 a 3 prendas vintage o de segunda mano por solo $10.000 (pesos chilenos o lo equivalente a 10 dólares aproximadamente). Esto nos lleva a que podemos gastar poco dinero en looks únicos y auténticos creados de forma consciente pensando siempre en el planeta y nuestras comunidades.

Siguiendo los consejos de este artículo podrás lograr outfits geniales, autenticos y originales sin vaciar tu bolsillo. Te mostraremos como aprovechar las piezas que ya tienes, reinventarlas, comprar vintage o sacarles esas preciadas prendas a tu polola, pololo o polole. Todo para que vistas bien y luzcas fabuloso sin perjudicar tu bolsillo y el medio ambiente. Con estos consejos estarás matando dos pájaros de un tiro.

Así que prepárate para sumarte a este fenómeno o revolución sustainashion donde prima la creatividad, la autoexpresión y el cuidado del entorno sobre las dictaduras de las pasarelas, el consumismo irresponsable y el que dirán .

Leer también…


¿Estás listo para esta revolución fashion responsable y económico? ¡Comencemos!

  1. Aprovecha la ropa de tu familia Revisa el clóset de tus padres, hermanos y pareja. Seguro encontrarás algunas piezas vintage que con unos pequeños arreglos quedaran modernas y fashion. Los pantalones y sacos oversize que usaba tu papá en los 90’s ahora están súper cool.
  2. Recicla y modifica Antes de desechar esa blusa o pantalón que ya no usas, piensa en las posibilidades que tienes para transformarlas. Con unos cortes, nuevos bordados o estampados puedes darle una segunda vida a tu ropa. Saca tu costurera interior y aprende técnicas como el tie dye, bordado o patchwork.
  3. Inspírate en íconos alternativos Olvida a las celebrities y a las pasarelas mundiales. Encuentra inspiración en personajes fuera de lo común como Slavik el vagabundo, un indigente ruso conocido en redes sociales por sus atuendos creativos y coloridos armados con cosas encontradas en la calle. Él demuestra que el estilo no depende del dinero sino de la actitud.
  4. Ten esencia y creatividad Más importante que la ropa en sí es la confianza para usarlas y combinarlas a tu manera. No necesitas seguir la moda al pie de la letra. Arma looks que expresen tu esencia con los recursos que tienes disponibles. Sé innovador mezclando texturas, épocas y estampados. Y lo más importante que no te importe lo que digan los demás.
  5. Visita ferias y tiendas de segunda mano Las ferias son otro lugar perfecto para encontrar gangas únicas sin destrozar tu billetera. Tanto en Santiago como en regiones se están poniendo muy de moda estos bazares al aire libre donde distintos vendedores ofrecen antigüedades, artículos retro, vinilos, accesorios y por supuesto, ropa vintage en excelente estado. Puedes encontrar cosas desde los años 50′ hasta joyas ocultas de los 2000’s. ¡Anímate a revisar y seguro encuentras algo especial para tu closet sustentable!

Con estos tips espero te sientas inspirado a abrir tu mente, potenciar tu creatividad y encontrar tu propio estilo al vestir sin necesidad de sucumbir a las dictaduras de la industria y gastar una fortuna. Lo realmente valioso es ser auténtico y original. Recuerda que ser autentico y original es la definición perfecta para ser aesthetic.

El Daño Detrás de la Moda

Quiero terminar reflexionando sobre el enorme daño que ocasiona la industria de la moda rápida o “fast fashion” donde marcas como Shein, Aliexpress, Pandabuy lanzan colecciones low-cost cada pocas semanas para que la gente compre sin parar.

Según un informe de la ONU, esta industria es la segunda más contaminante del planeta después de la industria petrolera. El uso excesivo de químicos, tintes y microplásticos daña seriamente los ecosistemas terrestres y acuáticos. A esto se suma la sobreexplotación laboral, con millones de costureras en Asia ganando salarios miserables y trabajando en condiciones inhumanas para satisfacer el vicio de nuestro consumismo.

Debemos revertir esta situación, que como consumidores tenemos el poder de cambiar. Compra menos, pero mejor. Apoya marcas éticas y diseñadores independientes. Reutiliza y recicla tu ropa actual. Y lo más importante, crea tu propio estilo basado en la autoconfianza y la expresión genuina de tu esencia.

Es hora de entender este fenómeno y adaptarlo a tus looks. ¿Te unes?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario

Name